LOS ALL BLACKS PIDEN UNA SUMA EXORBITANTE PARA PATROCINIO

ALL BLACKS

Hace años que los All Blacks son una potencia del deporte y dejaron de llamar la atención solo por el icónico Haka (esa típica danza característica previa a cada partido que realizan por las culturas de su país).

 

Es que su marca y cantidad de logros (ganan casi todos los partidos que juegan), posicionaron a los neozelandeses como uno de los mejores equipos a nivel mundial, pero de todo el ámbito deportivo, trascendiendo más allá del rugby.

 

Bicampeones mundiales, en el pasado campeonato en Japón perdieron la posibilidad de hilvanar tres Copas del Mundo consecutivas. Sin embargo, Nueva Zelanda sigue siendo el mejor equipo y ahora buscan superarse a nivel financiero.

 

Luego de una tradición histórica de más de cien años sin lucir patrocinadores en su camiseta, el combinado oceánico en 2012 llegó un acuerdo con AIG para que aparezca en la ropa oficial.

 

DONALD TRUMP FIRMARÁ UN DECRETO PARA LA POLICÍA DE EE.UU.

 

En ese entonces, el vínculo entre la corporación multinacional estadounidense de finanzas y seguros con los Kiwis se estableció hasta 2021 y ese tramo, de tantos logros deportivos, llegará a su fin y no se extenderá.

 

Desde la compañía norteamericana confirmaron su postura de no renovar con los All Blacks. ¿Los motivos? Como principal, la demanda económica que significaba un fuerte aumento en el contrato.

 

El último acuerdo con AIG fue de 120 millones por cinco años y la propuesta que lanzaron los dirigentes neozelandeses es más elevado a los ingresos totales de todos los sponsors de 2016 a 2019.

 

La Unión de Rugby de Nueva Zelanda pretende que su emblemática camiseta negra pase a tener a partir de 2022 un único patrocinador y que el mismo les entregue 300 millones de dólares. Sí, el triple de lo que cobran actualmente. Según trascendió, en Japón y Estados Unidos ya hay empresas calculando números, ya que se trata de una importante oportunidad.